Inicio | Contenidos | Institucional | Noticias

Integrantes del Taller Sala 12 del Hospital Vilardebó diseñaron una innovadora silla de ruedas doble para que una madre pueda trasladar a su hijo

Desde hace 12 años, funciona dentro del Hospital Vilardebó el Taller de la Sala 12, bajo la conducción de la enfermera Selva Tabeira. Su último aporte solidario fue una silla de ruedas doble para que una madre pueda trasladar a su hijo en situación de discapacidad.

Según explica Tabeira, el joven de unos 23 años que vive junto a su mamá en el Chuy, es totalmente dependiente "apenas puede mover un poco las manos", siendo su madre quien se encarga de su traslado.

Precisamente para facilitar la tarea a esa madre y que este joven pueda desarrollar mejor sus actividades cotidianas, se decidió diseñar esta novedosa silla que para abaratar costos y superar dificultades, recurrió al ingenio y la inventiva de sus creadores.

"Tuvimos la suerte que la barra del Rancho del Buceo nos donara la batería y ahora nos van a donar el cargador, porque esto es lo lindo del Taller, tenemos muchos conocidos que siempre están cerca para colaborar. Es levantar el teléfono y enseguida nos dan una respuesta", sostuvo la responsable.

Si bien la silla presenta una autonomía bastante grande , también contará con un cargador. "Queremos que la madre pueda salir a hacer los mandados y que no se tenga que quedar en la casa", manifestó.

La responsable del Taller de la Sala 12 sostuvo que la idea es continuar realizando proyectos de este tipo y demostrar que "el usuario privado de libertad también puede colaborar con la sociedad desde adentro del Hospital".

Según señaló Tabeira "Los pacientes que asisten al Taller tienen alguna patología mental, casi todos son esquizofrénicos. Algunos están privados de libertad hace mucho mucho tiempo".

Uno de los principales objetivos del Taller, es que los pacientes recuperen la confianza en sí mismos y demostrar que la medicación no los "priva para nada de soldar ni cortar", señaló la responsable. "Es un lugar divino, un paraíso, donde pueden crear, imaginar cosas", mencionó acerca del Taller.

Marcelo Torres, uno de los integrantes del Taller de Sala 12, que hoy se encuentra recuperándose en una de las Casas de Medio Camino, llamada "El Trébol", explicó como construyeron la novedosa silla: "Fue por partes la construcción. Era una silla que era para un asiento solo. La tuvimos que agrandar y ahí tuvimos que embutir caños para hacerla más larga", expresó.

Además reseñó el paciente que "Algunos mecanismos lo buscamos en el mercado, pero como salían muy caros, los tuvimos que hacer caseros".

Links asociados:

VER VIDEO