Inicio | Contenidos | Institucional | Noticias

ASSE recibió Oxímetros para sus Maternidades, destinados a potenciar la detección precoz de cardiopatías congénitas

En el marco de la Estrategia de mejora de la atención de niños con cardiopatías congénitas impulsada por el Ministerio de Salud Pública, tuvo lugar este jueves 3 de mayo, la recepción de 35 Oxímetros, destinados a Maternidades de ASSE distribuidas en distintos departamentos del país, que no cuenten con estos equipos. La donación fue realizada por la Fundación Corazoncitos.

Cabe resaltar que estos aparatos permiten, a través del control del pulso, diagnosticar posibles cardiopatías congénitas en los recién nacidos.

Participaron del evento, realizado en el Salón de Actos del edificio central de ASSE, el Subsecretario de Salud Pública, Dr. Jorge Quian, el Presidente de ASSE, Dr. Marcos Carámbula, e integrantes de la Fundación Corazoncitos, encabezados por el Presidente de la Comisión Directiva, Sr. Eduardo Guerra.

Carámbula destacó el esfuerzo de los padres que integran la Fundación y la contribución realizada, en esta oportunidad, a distintas Maternidades de ASSE, resaltando en particular el aporte al Hospital Pereira Rossell, por tratarse de la más grande e importante del país. En este sentido, es oportuno acotar, que el 39% de los nacimientos en nuestro país se producen en ASSE; y concretamente en el Hospital de la Mujer del Pereira Rossell, en 2017, se atendieron 6.340 nacimientos.

El jerarca también consideró necesario priorizar el diagnóstico precoz a través del control durante el embarazo y, posteriormente, con el seguimiento del recién nacido.

El Presidente de ASSE, agradeció a Fundación Corazoncitos: "Esto habla del apoyo de la Comunidad y de la solidaridad de nuestro pueblo", expresó; al tiempo de resaltar la importancia de las Oximetrías para coadyuvar a la disminución de la mortalidad infantil.

El Subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, dijo que son fundamentales los controles pre y posnatales, así como la oximetría antes del alta maternal, cuya obligatoriedad fue establecida por decreto.

Uno de cada mil niños uruguayos puede padecerla, estimó el Subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, en declaraciones de prensa, luego del acto de donación. El jerarca destacó la importancia de promover el diagnóstico precoz en las embarazadas para una mejor evolución del recién nacido.

Para atender el tema, el Poder Ejecutivo emitió este año un decreto que obliga las instituciones asistenciales a realizar el examen de oximetría antes del alta maternal. "Puede prevenir una insuficiencia cardíaca", precisó Quian.

En Uruguay, se realizan unas 240 cirugías de cardiopatías congénitas por año en dos centros privados. El subsecretario precisó que la posición del Ministerio de Salud Pública es contar con un único centro especializado en esta tarea, "porque le daría mayor experiencia al equipo". "La bibliografía internacional recomienda que para ese bajo número haya un solo centro", enfatizó.

En tanto, el Presidente de la Comisión Directiva de la Fundación, indicó que "la implementación del oxímetro puede salvar muchas vidas", expresó Eduardo Guerra. Además, valoró la importancia de esta donación para mejorar la detección a tiempo de las cardiopatías en recién nacidos.


Fuentes: Presidencia de la República y ASSE